martes, 15 de marzo de 2016

Usted Dirá…


*** El hombre non grato
*** Delincuencia desatada
 Por: Roberto Valerde García
 Después de ser el primer priista en su tierra, un gobernante del que se esperó mucho y al final decepcionó, ahora por sus presuntas raterías se ha convertido en una vergüenza, en la deshonra no solo de un partido político, sino también de un pueblo, de su ciudad natal enclavada en la zona centro del estado.
Aunque se le identifica como un fidelista químicamente puro, hoy hasta el propio Fidel Herrera Beltrán prefiere guardar una sana distancia con él, es un personaje oscuro, innombrable, non grato, como se dice en la diplomacia.
La gente votó por él, le brindaron su confianza y ya en el poder se transformó, se volvió soberbio, arrogante, pedante, insensible, engreído y se convirtió en un verdadero pillo que un día sí y otro también saqueó las arcas públicas.
Pasará a la historia como un mal gobernante, si a caso no resulta ser el peor, al no realizar ninguna obra de trascendencia, desviar recursos para el gasto corriente de su administración, lo          que incluso propició que durante su gobierno tuviera a varios encargados de las finanzas, pues hubo quienes al darse cuenta de los despilfarros mejor optaron por renunciar.
A malos gobernantes como este, sea del PRI, del PAN, del PRD, PVEM, AVE, Morena o de cualquier otro partido, mejor sería expulsarlos de sus filas, desterrarlos de Veracruz y borrar su nombre de la historia como si nunca hubiesen existido y solo se tratase de un mal sueño.
La cárcel para este sujeto de marras, devolver lo robado o al menos la mayor parte e inhabilitarlo para el ejercicio del servicio púbico de por vida, sería apenas lo justo para Martín Cabrera Zavaleta, ex presidente del PRI municipal en Orizaba, ex alcalde, quien tuvo al menos tres tesoreros en su gobierno y quien hace un par de días fue detenido –según se informó- por haber golpeado a su pareja sentimental, que no a su esposa, pero como ya tenía una orden de aprehensión en su contra por enriquecimiento inexplicable, delito que no alcanza fianza y por lo cual se quedó en prisión. Se le imputa un desfalco a la administración pública municipal de Pluviosilla de al menos 105 millones de pesos.
Lo dijo hace unos días la señora Sonia Sánchez de Chirinos y en esta misma columna dimos cuenta de ello, en el sentido de que  las acciones de malos gobernantes no representa lo que los priistas ni el propio partido son. El PRI no es malo.
Pero es un hecho innegable que siguen existiendo priistas non gratos, tan es así que hasta en la Convención de Delegados del PRI, celebrada este domingo donde Héctor Yunes Landa fue ungido candidato tricolor a la gubernatura, también hubo personajes non gratos que en nada abonan al triunfo del priista, sino todo lo contrario porque son símbolo de deshonestidad y corrupción, vaya, son un gordo problema del que en estricto sentido deben mantenerse alejados si es que quieren ganar la gubernatura.
¿Nombres? Le doy uno, Roberto López Delfín, un sin vergüenza que circuló una carta de renuncia al PRI, despotricó de su partido al que le tiró lodo a más no poder a pesar de que gracias a sus siglas y a sus colores figuró en el gobierno, ocupó un cargo de relevancia que le permitió salir de la mediocridad en la que vivió en su juventud. Hombre sin escrúpulos, sin dignidad, asistió a la elección de Héctor Yunes Landa ataviado en fina guayabera blanca de lino, nadie reparó en ello, pero  era ocasión propicia para que la porra lo saludara, le dedicaran una silbatina y vergonzosamente lo hubieran sacado a patadas como lo merece un tipo de esa calaña.
En fin, ya le llegará su momento, porque el Karma sí existe y en esta vida, no en la otra, es donde todo lo malo que hacemos se paga y mire usted amable lector que lo he podido comprobar una, otra y otra vez.
 *****
 Todo parece indicar que la falta de dinero circulante en nuestra entidad trae desesperadas a miles de familias, pero también a la delincuencia que en las semanas recientes se desató para cometer una serie de fechorías para conseguir dinero.
Xalapa, la capital, como muchas otras ciudades del estado es insegura. Los secuestros han incrementado, desde luego que la mayoría de los últimos no se denunciaron, pero se han cometido varios y el que fue frustrado terminó en tragedia con la muerte del hijo del propietario de conocido restaurante de pollos. Allá por el rumbo de la Facultad de Humanidades, de la noche a la mañana un par de prósperos negocios cerraron sus puertas, dos familias completas se fueron del estado luego de ser visitadas y amenazadas por un grupo armado que les exigió una fuerte suma de dinero a cambio de que ninguno de la familia resultara levantado, lastimado o muerto.
Asaltos por doquier, antes se podía caminar tranquilamente por la mayor parte de la ciudad a altas horas de la noche y no pasaba nada. Hoy, en pleno centro y/o en las principales avenidas se corre un alto riesgo de ser asaltado y hasta golpeado si a caso se opone resistencia. No hay que ser un experto en economía y finanzas para entender el fenómeno, en el estado no hay dinero, dejaron de circular millones y desde luego que hasta las células del crimen lo están resintiendo.
La gente buena busca resolver sus problemas buscando un segundo y hasta tercer empleo, trabajando doble turno, vendiendo antojitos, tortas, jugos, bisutería, o lo que pueden para ganarse un extra; los malos, siguen siendo lacras.
Comentarios y sugerencias a rvalerdeg@gmail.com

No hay comentarios: