viernes, 22 de abril de 2016

Hay responsables en la explosión de Pajaritos


Por Miguel Angel Cristiani G.
Más allá del impacto de la noticia de la explosión en la planta de Mexichem en el complejo petroquímico de Pajaritos en Coatzacoalcos, que hasta este viernes había dejado un saldo de 24 muertos, 13 trabajadores hospitalizados reportados como graves y un número no determinado de desaparecidos, habría que empezar a poner la atención en las causas del siniestro que enlutó a los hogares de los veracruzanos en el sur.
La desgracia -como suele suceder- exhibió una serie de hechos que no deben de dejarse pasar como desapercibidos por las autoridades.
Lo primero es que -como ya prometió el Presidente Enrique Peña Nieto- la Procuraduría General de la República lleve a cabo una amplia investigación, para determinar no solo las causas de la explosión, sino de los posibles responsables.
Ojalá y no vayan a salir al final de cuentas, con que se trató de un error humano, como se acostumbra hacer cuando no se quieren fincar responsabilidades.
Porque de acuerdo con las versiones publicadas en las redes sociales, los familiares de los trabajadores desaparecidos, aseguran que la fuga de los productos químicos, tenía ya más de una semana, entonces habría que cuestionar porque se permitió que siguieran operando la planta, como si nada pasara.
Otro hecho lamentable, es que al parecer, en ese importante complejo petroquímico, en donde concurren cientos de trabajadores, no se contaba con un Plan de Emergencias, para atender de manera apropiada un siniestro como el que se presentó.
En las imágenes transmitidas por todos los medios de comunicación, nunca se escucha que se active alguna alarma o alerta para que los trabajadores abandonen sus puestos y se retiren de la planta. Una cuestión elemental. Son los propios obreros quienes van gritando a sus compañeros para que corran y salven sus vidas.
Otro de los puntos es el tema de la información a los familiares de los trabajadores muertos, heridos o desaparecidos, que al drama de no saber de sus seres queridos, tienen que enfrentar el de la falta de comunicación efectiva, tienen que andar por hospitales y haciendo guardia frente a la planta de Mexichem, en espera de que alguien les brinde algún dato.
El hecho de que en un principio se hablara de tan solo 3 muertos, es otro factor que ante la magnitud del evento, tiene que despertar la desconfianza ante las autoridades, que pareciera que tratan de minimizar el hecho.
Se supone que la planta tiene la lista de trabajadores que se encontraban laborando en ese turno, por lo que habría que confrontarla con los familiares que angustiados piden que se confirme si se encuentran desaparecidos.
No basta con que el mismísimo presidente de la república Enrique Peña Nieto venga al lugar del accidente, para hablar con algunos de los familiares y ofrecerles -como siempre- todo el apoyo, cuando en los hechos, en la dramática realidad que están viviendo, no cuentan con lo más elemental que es la información veraz.
Existen responsables de todo esto, habrá que esperar para ver si en verdad se va a investigar hasta sus últimas consecuencias, para sancionar a los culpables y tomar las medidas necesarias para evitar que como dicen en mi pueblo, después del niño ahogado tapen el pozo.
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.
En Twitter: @bitacoraveracru 
Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es 
Correo: cristiani54@hotmail.com


No hay comentarios: