martes, 19 de abril de 2016

Perfilando

La ilegalidad de Omar Yunes
Por Iván Calderón
  Primero el mayúsculo escándalo de “Panamá Papers”
  Ahora la presunta adquisición de bienes en Manhattan por parte de la familia Yunes Linares.
  ¿Qué es lo que vendrá después?
  Omar Yunes Márquez, hijo del candidato panista al gobierno de Veracruz, se ha visto envuelto en los señalamientos de serios líos financieros donde no se mueven tres pesos, si no la sumas de varios millones de dólares.
  Como diría el papá: ¿de dónde mi rey?
  Si nos vamos a lo básico, Omar Yunes con 38 años de edad, de un tiempo para acá es un hombre multimillonario.
  Suertudo, chingón para las viejas y con mucho billete.
  ¿Qué más puede pedir?
  Según lo dicho por su propio padre y aspirante a la de dos años por el PAN-PRD en Veracruz, Omar es un poderoso empresario conocido en diversos países, inversionista y hasta corredor de bienes raíces.
  ¿Pero quién le cree al Yunes azul?
  La verdad, es que quién sabe.
  Ante todas estas declaraciones, el mismo Yunes Linares se ve obligado a probar cada uno de sus dichos y no tan sólo escudarse bajos los absurdos argumentos de que todo forma parte de una guerra sucia por parte del PRI-Gobierno.
  No, ya basta de tirarse al suelo.
  La información contra el clan de Boca del Río ya no viene de la prensa oficialista como las llaman ellos, si no por parte de medios internacionales que están poniendo en los ojos en la entidad y ven con agudeza periodista cada uno de los actos de corrupción de está tan cuestionada familia.     
  Tanto Miguel Ángel Yunes Linares como sus hijos, tienen que explicar no a los medios, sino a todos los veracruzanos que están limpios y que no se bañan a diario en la sucia corrupción que los envuelve.
  A los “Kennedys” veracruzanos región 4 los une tanto la impunidad como la ilegalidad, y aun dejando el beneficio de la duda sobre el ahora escándalazo de Nueva York, si es que la inversión de 58 millones de dólares se haría a través de terceros y Omar es un simple asesor financiero ¿en dónde están los permisos necesarios para desempeñar tal labor en la Unión Americana?
  Y es que sépase que para fungir como asesor inmobiliario este personaje debe de contar con número de seguro social y una licencia especial para desempeñar tal actividad.
  ¿O qué? ¿Un ricachón como Omar resultaría también un simple y vulgar coyote?
  Veremos qué es lo que pasa.
@IvanKalderon

No hay comentarios: