jueves, 28 de abril de 2016

Usted Dirá...



*** Héctor ganó 3 de 3 ¿y el reto?
*** Bueno me dejó “hasta la madre”
*** OPLE un pésimo organizador

Por: Roberto Valerde García


El odio que derramó Miguel Ángel Yunes Linares durante el debate de candidatos a gobernador, organizado por el Organismo Público Local Electoral (OPLE) fue tal, que opacó cualquier propuesta que pudiera haber planteado. Es tal la frustración de Yunes Linares y su encono enfermizo, que en cada una de sus intervenciones dedicó su tiempo para atacar al gobernador Javier Duarte de Ochoa y al antecesor, Fidel Herrera Beltrán.
Dijo que se gasta mucho en el mantenimiento de la Casa Veracruz y por ello afirmó que de ganar la gubernatura él no habitará ese inmueble, seguramente porque estará pensando adquirir otra mansión en la zona de Xalapa, asesorado por su hijo Omar, el experto en operaciones inmobiliarias de millones de dólares, así como en paraísos fiscales para evadir impuestos y lavar dinero.
Como el Quijote que luchaba contra los molinos de viento, Yunes Linares candidato del PAN-PRD, en su imaginación, como loco, peleó contra Javier Duarte y casi en la mayoría de sus intervenciones, sino es que en todas, le hablaba, manoteaba y le lanzaba amenazas, como si lo tuviera enfrente. Ay nanita, si no las controla, no las debería consumir o ya por lo menos que comparta para andar igual.
Una cosa quedó muy clara, el abanderado de la Coalición para Rescatar Veracruz tiene un estigma de corrupción que nadie le puede quitar, pues quizás con excepción de Armando Méndez de la Luz, del Movimiento Ciudadano, todos los participantes en el debate le hicieron serios señalamientos que ponen en tela de duda su honestidad y la forma en la que amasó su fortuna y la de sus hijos.
Quizá por ello Miguel Ángel enmudeció, palideció, se paralizó cuando Héctor le lanzó el reto de abrir la puerta de sus respectivas casas a los medios y a personalidades honorables de la sociedad veracruzana que testifiquen la forma en la que cada uno de ello viven y cuáles son sus respectivas casas.
Este miércoles fue un día redondo para Yunes Landa, por la mañana el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex)
Veracruz, Jorge Coffau Kayser y Antonio Pino Aguilar, presidente de la Canacintra Xalapa, visitaron la casa del candidato a gobernador de la coalición Para Mejorar Veracruz, ubicada por el rumbo de la Torre Ánimas, asimismo asistieron algunos periodistas que también recorrieron las cuatro recamaras, un pequeño patio y una sala y comedor y comprobaron que la familia del abanderado tricolor vive con austeridad.
Posteriormente Héctor Yunes viajó a Veracruz donde ganó el debate dde candidatos a gobernado, esta vez organizado por la radiodifusora XEU de Veracruz y confirmó su supremacía, 3 de 3, tres debates, tres victorias.
Hasta anoche, Yunes Linares del PAN-PRD no había aceptado el reto, pero como cortina de humo volvió a lanzar ataques contra Javier Duarte de Ochoa, con quien por cierto llegó a tener cercana amistad, comían y tomaban vino juntos hasta que la alegría los embriagaba.

****

Alba Leonila, bien en su papel feminista, Alejandro Vázquez Cuevas sintiéndose un chamacón y hablando de encabezar una gobernante juventud pujante.
Ajá, ándale tu, Pipo el rorro, el peque, el querubín, se ve que le teme a la vejez, baste ver la manota de tigre que se ha dado para rejuvenecerse con quién sabe cuánto tipo de tratamientos. También al matrimoniarse por segunda vez con una mujer más joven, que por cierto tiene ya tres meses de embarazo y allá por octubre serán papás; ¡¡felicidades a Pipo el jovenzuelo!!.
Cuitláhuac García, gris, calzonzin inspector, lo naco y corriente se le escurre como melcocha; pero el que el domingo pasado me dejó “hasta la madre” con su frase de la noche, porque la repitió una, otra vez y otra también, fue Juan Bueno Torio, que ahora se da baños de pureza, porque su corta memoria lo hace olvidar su paso por Pemex Refinación donde fue acusado de favorecer con millonarios contratos a compañías transportadoras de combustibles, propiedad de sus familiares.

****

Por otra parte, hay que decirlo, si el domingo hubo un gran perdedor fue el OPLE, con todo y que contrató como moderadora de su debate a la reconocida periodista Adriana Pérez Cañedo, que por cierto mostró el cobre al ponerse a pelear con periodistas y presumir que ella ha moderado muchos debates
presidenciales. Otro que dio cátedra de su ignorancia, inexperiencia, falta de oficio y hasta su estupidez, fue el regordete director de prensa del OPLE, Carlos Cervón, impidiendo el acceso de periodistas a la sala de prensa, copada por sus amigos que solo fueron a llenarse de refrescos y bocadillos. Es una pena que sujetos como ese sin mínima trayectoria ocupen un cargo tan importante que le viene muy, muy, pero muy grande. Comentarios y sugerencias a: valerdegarciaroberto@gmail.com, Facebook: Valerde García Roberto, Twitter: @rvalerde

No hay comentarios: