viernes, 3 de marzo de 2017

Fidel, Duarte y la ruta a Brasil


Por Miguel Angel Cristiani Gonzalez
Una ruta de la multimillonaria corrupción en el estado de Veracruz que alcanza niveles internacionales durante la administración de los ex gobernadores Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, es la que se extiende hasta Brasil, con una empresa llamada Braskem, filial del grupo Odebrecht, constructora de la planta Etileno Siglo XXI en el sur de la entidad veracruzana y que debe de dejar ventas estimadas en 2 mil millones de dólares anuales.
Pues resulta que para no variar los protagonistas en la historia son también los ex gobernadores veracruzanos que se entrevistaron en varias ocasiones con los directivos de la empresa brasileña de Marcelo Odebrecht acusada de haber sobornado con 10.5 millones de dólares a funcionarios mexicanos.
De acuerdo con un amplio reportaje publicado por los periodistas Raúl Olmos y Daniel Lizárraga en la página de internet Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, los ex gobernadores veracruzanos se entrevistaron en México y Brasil con Roberto Prisco Ramos, director de la empresa Braskem.
Ahora que el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa se encuentra prófugo de la justicia por diversos delitos de corrupción, no sería nada extraño que se encontrara en Brasil, a donde viajó el 4 de agosto de 2011, a Sao Paulo, Brasil para entrevistarse con los directivos de la petroquímica.
Pero ya antes, el 24 de mayo de 2010, el entonces gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, viajó a Sao Paulo, Brasil, también para entrevistarse con los directivos de la empresa petrolera que han sido encarcelados por delitos de corrupción.
En el reportaje de Raúl Olmos y Daniel Lizárraga se recuerda que ya en el año del 2006, se entrevistaron los funcionarios de la petroquímica con el presidente Felipe Calderón, “en ese momento, Braskem una filial de grupo Odebrecht, considerada la empresa líder en América Latina en la división de petroquímica, tenía algo que festejar en México: estaban por cerrar un negocio que le dejaría ventas estimadas en 2 mil millones de dólares anuales.

Sin embargo, para alcanzar esta meta requerían que Pemex les suministrara 66 mil barriles diarios de gas etano a “precios preferenciales”, canalizados a una planta destinada a la fabricación de polietileno –un producto básico para la industrialización de plásticos- que se construiría en Coatzacoalcos, Veracruz, en el Golfo de México, de acuerdo con el contrato.

La obra que finalmente se levantó ahora es conocida como Etileno XXI y desde aquellos años el precio del gas etano es un secreto y así permanecerá por 20 años con posibilidad de prorrogarse por cinco más, al haberse clasificado como “información reservada”, según consta en una respuesta oficial de Pemex ante una solicitud de acceso a la información hecha por MCCI.

Esta historia comenzó desde que Pemex le cedió a Braskem y a la compañía mexicana IDESA la construcción de la planta Etileno XXI.  A cambio de esta inversión, México dejaría de importar polietileno y habría empleos, según las estimaciones oficiales.

Las relaciones políticas de Odebrecht en México les facilitaron llegar hasta la residencia oficial de Los Pinos.  Muestra de ello, fue ese mensaje electrónico fechado el 8 de diciembre del 2009, en el cual apareció el nombre del ex presidente Calderón.  Textualmente dice lo siguiente:

Querido tricolor.
Necesito tu ayuda con respecto a este tema:
Hacer un esfuerzo para que LILS acepte una invitación especial de Calderón de ir a México a principios de febrero.
Cuando puedas, me llamas, para hablar al respecto.
Abrazo
R.

“LILS”, es el acrónimo del ex presidente Lula y era utilizado frecuentemente en los correos recuperados para el caso “Lava Jato”.  Roberto Prisco Ramos, quien envió este mensaje y firmó como “R”, en ese momento era el director de Braskem, la filial de Odebrecht que estaba por cerrar el negocio por la planta de Etileno XXI, en Veracruz.

Roberto Prisco fue detenido por la Policía Federal de Brasil y, posteriormente, condenado a más de 10 años de prisión por los delitos de lavado de dinero y corrupción pasiva, entre otros. Actualmente, se encuentra en libertad por haber proporcionado información para el caso “Lava Jato”, aunque está impedido para salir de Brasil.

 La Presidencia de México -durante la gestión de Felipe Calderón- y Pemex han sido involucradas en la investigación del caso “Lava Jato”, en Brasil, sobre los sobornos que el gigante de la construcción Odebrecht repartió en América Latina y en dos países africanos para obtener contratos por miles de millones de dólares.

Una de las evidencias que involucra a México es un correo electrónico entre dos ejecutivos de ese consorcio, llamados Roberto Prisco Ramos y Alexandro Alencar, en el cual gestionaron una reunión entre Calderón y el entonces presidente de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva como parte de su estrategia de negocios en Pemex, de acuerdo con una parte del expediente al que Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) ha tenido acceso.
Raúl Olmos

Felipe Calderón Hinojosa, presidente de extracción panista, abrió en octubre de 2011 la residencia oficial de Los Pinos a Marcelo Odebrecht, para realizar en ese recinto oficial la reunión del Consejo de Administración de la división petroquímica de la empresa brasileña, acusada de haber sobornado con 10.5 millones de dólares a funcionarios mexicanos.

Reuniones que Marcelo Odebrecht sostuvo con políticos mexicanos:
Este mensaje en particular, un correo electrónico, ha sido considerado como una prueba relevante por el juez brasileño, Sergio Moro en una línea de investigación contra Lula por presuntamente haberse prestado a los intereses de Odebrecht usando su investidura como Presidente de Brasil.

Esto, incluso ya fue revelado desde hace casi un año, el 1 de abril del 2016, por la revista Epoca editada en Sao Paulo y perteneciente el grupo O Globo.  Lula –como se le ha conocido internacionalmente- ha negado vehementemente esa acusación por medio de sus abogados. No obstante, la indagatoria continúa abierta y ese correo es una de las pruebas en su contra.

El mensaje en el cual apareció el nombre de Felipe Calderón está fechado el 8 de diciembre del año 2009, justo cuando él cumplía tres años de haber llegado a Los Pinos tras ganar las elecciones presidenciales en el 2006.  También en ese momento, Braskem una filial de grupo Odebrecht, considerada la empresa líder en América Latina en la división de petroquímica, tenía algo que festejar en México: estaban por cerrar un negocio que le dejaría ventas estimadas en 2 mil millones de dólares anuales.

Sin embargo, para alcanzar esta meta requerían que Pemex les suministrara 66 mil barriles diarios de gas etano a “precios preferenciales”, canalizados a una planta destinada a la fabricación de polietileno –un producto básico para la industrialización de plásticos- que se construiría en Coatzacoalcos, Veracruz, en el Golfo de México, de acuerdo con el contrato.

La obra que finalmente se levantó ahora es conocida como Etileno XXI y desde aquellos años el precio del gas etano es un secreto y así permanecerá por 20 años con posibilidad de prorrogarse por cinco más, al haberse clasificado como “información reservada”, según consta en una respuesta oficial de Pemex ante una solicitud de acceso a la información hecha por MCCI.

Esta historia comenzó desde que Pemex le cedió a Braskem y a la compañía mexicana IDESA la construcción de la planta Etileno XXI.  A cambio de esta inversión, México dejaría de importar polietileno y habría empleos, según las estimaciones oficiales.

Las fechas y los nombres de los políticos que se reunieron con los directivos de Braskem son:
24 de mayo de 2010
Con Fidel Herrera, gobernador de Veracruz, en Sao Paulo, Brasil.

24 de octubre de 2011
Con el Presidente Felipe Calderón, en la residencia de Los Pinos.

25 de octubre de 2011
Con Javier Duarte, en Veracruz.

1 de octubre de 2013
Con el Presidente Enrique Peña Nieto, en la residencia de Los Pinos.

1 de octubre de 2013
Con Javier Duarte y el director de Pemex, Emilio Lozoya, en Veracruz.

21 de mayo de 2014
Con Javier Duarte en el puerto de Veracruz.

En el tema de las Negociadores de sobornos en México en las que se entregaron sobornos a funcionarios mexicanos por 10.5 millones de dólares también forman parte de la investigación, que continuaremos comentando en futuras entregas de la Bitácora Política.
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.
En Twitter: @bitacoraveracru

No hay comentarios: