jueves, 23 de marzo de 2017

Fosario

Desde el Café  


Bernardo Gutiérrez Parra  
Si te vas al diccionario de la Real Academia Española y buscas la palabra Fosario, te remitirá a otra palabra: Osario. Y osario quiere decir: Lugar donde se hallan huesos. 
En otros diccionarios la palabra Fosario simplemente no existe y el corrector de la computadora te la marca como error.  
Pero el padre Alejandro Solalinde la utilizó bien. Y es que Veracruz se ha convertido en un fosario; es decir, en una enorme fosa donde se hallan huesos de seres humanos.  
Durante el Segundo Foro de Ética y Derechos Humanos realizado en la Facultad de Filosofía de la UV, el sacerdote católico de 72 años aprovechó para fustigar a los miembros de su Iglesia.  
Dijo que sacerdotes y obispos de la iglesia católica de Veracruz conocían de los crímenes y desapariciones; sabían de las fosas y cuevas donde los delincuentes llevaron a sus víctimas, pero se negaron a denunciar porque recibieron favores de los exgobernadores Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa.  
“Les reclamé, como les reclamo ahora, que ante todo ese fosario guardaron silencio. Y les reproché cuando estuvo Fidel Herrera Beltrán. Eran (los sacerdotes) los celebrantes de los sacramentos de esas familias (de Fidel y Duarte), y recibieron favores (de ellos) y no hicieron nada y guardaron silencio y les dije lo que estaba pasando con los secuestros, desapariciones y fosas y no hicieron nada”, imputó. 
Pero Solalinde no debe sorprenderse. La Iglesia a la que pertenece (y a la que yo también pertenezco), se ha caracterizado por guardar silencio ante las salvajadas que se cometen con los seres humanos, y por bendecir a ladrones y asesinos. Ahí está el silencio que guardó el papa Pío XII ante las atrocidades que cometieron los nazis con los judíos. Y el sacramento de la comunión que recibía Augusto Pinochet todos los domingos mientras cientos de chilenos eran torturados en ese mismo momento. 
El mutismo de la Santa Madre no es nuevo, es casi tan viejo como la Iglesia misma.  
Me queda claro que el día que el Señor baje a ver cómo están sus ovejas, mandará al demonio a varios obispos y sacerdotes por el pecado de omisión o por hacerse de la vista gorda. Pero en lo que eso sucede, hemos sido testigos impotentes del ominoso silencio de la Iglesia mientras padres y madres gritan y claman en las calles por la aparición de sus hijos, a la par de que se descubren más y más fosas en el fosario que se ha convertido Veracruz.  
Como todo ser humano, Alejandro Solalinde tiene muchos defectos y a veces mete la pata por su exceso de protagonismo, pero esta vez tiene razón. Tan es así que hasta el momento de escribir estas líneas, la Arquidiócesis de Xalapa no había respondido a sus duros señalamientos.  
¿Será que ante lo que sabe, siga guardando ominoso silencio?  

Elizabeth Morales al ISSSTE  
La ex alcaldesa de Xalapa y ex lideresa estatal del PRI, Elizabeth Morales, fue nombrada delegada estatal del ISSSTE la mañana de este jueves, por lo que en las próximas horas dejará su cargo como delegada estatal de la PROFECO donde hizo un excelente papel.  
Elizabeth llegará a un puesto de mayor relevancia y ocupará la vacante que dejó Renato Alarcón Guevara que ahora es dirigente estatal del PRI.  
Tanto ella como Renato son viejos conocidos ya que cuando fue alcaldesa de Xalapa, Renato ocupó la Secretaría del Ayuntamiento.  
Se comenta que de allá arriba (de mero arriba), estarían preparando el camino para que regrese a la presidencia del tricolor y sea la que lleve la batuta en las elecciones del 2018, toda vez que no confían en el bisoño de Renato.  
Que no puede regresar a la presidencia porque los estatutos del partido dicen que… ¡pamplinas! Los estatutos del PRI se hicieron para que los priistas se los pasen por el forro. Y Amadeo Flores Espinosa es una prueba palpable de ello ya que fue dos veces dirigente estatal.   
Lo que requiere el tricolor veracruzano es una persona con oficio político, que escuche a todos los sectores del partido, que restañe heridas y tenga la suficiente fuerza para volver a unirlos. Y Elizabeth de eso sabe un mundo. Además, fue la última dirigente que entregó muy buenos resultados.  
Por lo pronto es la nueva delegada estatal del ISSSTE; nombramiento que provocó urticaria en más de uno. Pero tan sencillo como que vayan al mismo ISSSTE a que los atiendan.  


No hay comentarios: