martes, 4 de abril de 2017

Yunes, 100 alcaldías

Perfilando
* Los olvidados de Atzompa
Por Iván Calderón
  Las últimas proyecciones de votos han encendido las alertas tanto en el Palacio de Gobierno como en las dirigencias del PAN y el PRD en Veracruz. La preocupación de Miguel Ángel Yunes Linares es ganar por lo menos 100 alcaldías y ante el notable crecimiento de MORENA, los escenarios se ven cada vez más adversos.
  Se sabe que la entidad veracruzana es una importante reserva de votos para el 2018 y han sido los Comités Nacionales del albiazul y del “sol azteca” quienes han dejado la confianza en sus respectivos dirigentes para la designación de sus candidatos; otorgándole además, toda la responsabilidad al gobernador, quien con el clásico “yo las puedo” pretende hacerla de todólogo.
  Se dice que el mismo Yunes le prometió a Ricardo Anaya significativas victorias en el estado, resultando esta una apuesta muy alta, ya que pese a que existen buenos candidatos, las obras y acciones de la “Yunicidad” son muy escasas, además de que con todo y que se procese al gabinete entero de la “prosperidad”, la promesa de meter a la cárcel a Duarte no ha sido cumplida.
  Según mediciones, en algunos puntos de la entidad las diferencias porcentuales entre el Partido de López Obrador, el PRI y la alianza son mínimas, topándose en algunos casos hasta con los fenómenos de los independientes y de pretender obtener alguna victoria, los azules y amarillos tendrán que pactar hasta con fuerzas antagónicas para detener el paso de AMLO en la entidad.
  No es un secreto que los del PAN-PRD querrán ganar cabeceras distritales, poblaciones que resulten en una gran productividad electoral, así como lugares que han sido bastiones del PRI o Verde, tal es el caso de San Andrés Tuxtla y Pánuco. Sin embargo, será el mismo gobernador y sus reales operadores quienes tendrán que trabajar en la próxima elección y acordar con todas las corrientes, ya que ante un voto dividido el más perjudicado será el mandatario de estado.
  Y es que el posicionamiento de MORENA en Veracruz, ha encendido las alertas con los actores de la política nacional y si Miguel Ángel desea quedar bien con Peña Nieto, así como con los líderes panistas, tendrá que verse obligado en detener el efecto “peje”, pero no con videos acusatorios o shows mediáticos. El “choleno” aunque no quiera, porque según le saldrá “muy caro” tendrá que recorrer de nueva cuenta el territorio veracruzano ofreciendo resultados y no simples excusas tirándole toda la culpa a “Javidu”.
  Es cierto, la avanzada de la Secretaria de SEDESOL Indira Rosales San Román es buena, pero no ha resultado tan eficaz como se esperaba, ante la ineficiencia de sus delegados regionales que se han dormido en los laureles de una victoria que ya es cosa del pasado, además que la misma titular de esta dependencia ya sueña con el Senado de la República, buscando ser la competencia directa de Anilú Igram.
  Se tiene que decir, esta única elección intermedia es la más importante para el Yunismo, ya que después de haber ganado, tendrán que consolidar su poderío en Veracruz en el esquema municipal, además de será indudablemente un termómetro de lo que pudiera estar pasando en las presidenciales.
  Yunes deberá demostrar si tiene fortaleza o si sólo resultó un globo de cantoya, inflado por el hartazgo y el mal humor social.
  Esperemos a ver qué pasa.
LOS OLVIDADOS DE ATZOMPA
  Por cierto, muy rápido se le olvidó al gobernador que celebró su cumpleaños en el municipio de Soledad Atzompa allá en la sierra de Zongolica, donde prometió la construcción de un hospital, rehabilitación caminos y de casas de salud, entre otros beneficios más.
  Don Miguel Ángel hace unos meses convivió con estos pobladores disfrutando de mariachi, consomé, barbacoa y hasta conejo asado, y hoy reprimió a esos mismos ciudadanos con quienes compartió “el pan y la sal” y que prometió ayudar mandándoles grúas y policías antimotines.
  Esta vez los campesinos exigían lo mismo que el mandatario prometió y que no ha cumplido en parte. Ellos siguen en la pobreza y en el olvido, mientras que Yunes ya piensa hasta en su propia sucesión.
  La luna de miel se acabó.
@IvanKalderon



        

No hay comentarios: