lunes, 1 de mayo de 2017

Yunes Linares y la madre de todas sus promesas

Desde el Café 

 

Bernardo Gutiérrez Parra 

Después de que este sábado The New York Times cabeceara como su nota principal que “Matar periodistas es fácil en el estado de Veracruz” y de que AMLO diera a conocer una carpeta con acusaciones sobre el sospechoso enriquecimiento del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, éste reviró con dos agradables noticias que sin duda llenaron de gozo a los veracruzanos. Una; que las acusaciones que presentó el tabasqueño son las mismas que dio a conocer Javier Duarte y dos, que en julio iniciará la reconstrucción de la carretera Xalapa-Coatepec. 

Híjole, qué emoción. 

Así como están las cosas en la entidad, importa un rábano que el Peje haya mostrado una carpeta que, en efecto, es una copia de la que presentó Duarte ante la PGRTambién importa un pito que se reconstruya una pinche carretera. 

Lo que la raza desea saber es cómo va el asunto de la inseguridad hoy que se cumplen los seis meses que pidió el gobernador para acabar con la pandemia. 

Durante su campaña por Coatzacoalcos el 4 de abril del año anterior, el entonces candidato del PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes presentó un decálogo de acciones para recuperar la seguridad en Veracruz (del que por cierto no ha cumplido casi nada) ahí destacó que en seis meses acabaría con la inseguridad.

Esa fue la madre de todas sus promesas y la que inclinó la balanza a su favor.

Hoy 1 de mayo, es el día en que supuestamente se materializará su ofrecimiento. Y todos los veracruzanos deseamos saber si ya terminó la pesadilla de la inseguridad convertida en robos, asesinatos y secuestros. 

¿Ya acabó la pesadilla, gobernador? 

A ver si no sale algún jilguero del gobierno con la jalada de que los seis meses se cumplen hasta el 31 de mayo. Eso sólo sería alargar la mentira y Veracruz no merece que lo sigan engañando

 

El estercolero que viene 

 

Esta semana arrancan las campañas municipales en Veracruz y más de 600 sujetos y sujetas se preparan para competir por las 212 alcaldías. Unos más otros menos, pero todos cuentan con un arsenal de estiércol para lanzar a sus oponentes. 

Pronto sabremos quién tiene una fortuna que no empata con sus ingresos, quién posee residencias en el extranjero, quién es ladrón de los buenos, quién anda en líos con la justicia y quién es más duartista que Duarte. 

Y eso nomás para empezar, porque conforme avance el proceso nos enteraremos que hay candidatos desobligados con su familia, golpeadores, pederastas e incluso saldrán a relucir sus manías sexuales: “A fulanito le gusta que le metan el dedito.

Y ni qué decir de los videos. Aquel que tenga uno donde su rival más fuerte esté aceptado dinero por debajo del agua o sea grabado en pleno jaleo sexual con su secretaria o con un amiguito, tendrá oro molido en sus manos.

Esa será la temática de las campañas y por ahí, si les sobra tiempo a los candidatos, prometerán obras suntuosas que no tienen la menor intención de cumplir. 

¿Quién ganará? El que dosifique más su estiércol y nunca, jamás, el más propositivo. 

Sí en efecto, a esto hemos llegado por no saber manejar las bondades que ofrece la democracia. 

 

Hugo Eliud Meraz 

 

Alguien que no quiere al maestro Hugo Eliud Meraz Barrera, anda propalando la especie de que habría sido corrido de la Secretaría de Finanzas y Administración del PRI estatal por malos manejos. Incluso no ha faltado quien asegure que está a un paso de la cárcel por haberse carranceado varios millones de pesos del tricolor. 

Nada más falso. 

Meraz Barrera estuvo al frente de la Secretaría 14 meses y cuando llegó la encontró con un adeudo de 6 millones de pesos. Pero para diciembre del año anterior había hecho un ahorro de 5 millones de pesos y no dejó adeudo con proveedor alguno, ni por servicios básicos. Además, dejó pagado el impuesto sobre la nómina y el ISR.  

Durante su administración se hicieron mejoras al edificio de PRI que son visibles: la barda perimetral, el circuito cerrado, nuevos sanitarios y trabajos de impermeabilización y pintura. 

En cuanto a las cuotas de los militantes, pocas veces como en estos 14 meses han sido tan transparentes. 

Hugo Eliud pidió su salida del PRI por motivos meramente personales que nada tienen que ver con transas, desviación o mal manejo de recursos. 

Luego entonces, lo que se habla en algunos medios respecto a su presunto mal desempeño es una falacia. Pero así es esto del abarrote y el maestro Meraz Barrera lo debe entender muy bien.  

bernardogup@hotmail.com

 

 

 

 

 

 

   

 

 

  

 

No hay comentarios: