martes, 27 de junio de 2017

Magistrados a modo; la desvergüenza de MAYL

Desde el café
Bernardo Gutiérrez Parra
Desconfiado como soy por naturaleza, tomo con mucha reserva los rumores. Pero después de algunos años de ejercer el periodismo en mi natal Veracruz, he aprendido que un rumor puede ser tan confiable como una información bien documentada.
El que comentaré tiene visos de que será cierto en breve.
El viernes anterior una fuente muy respetada que trabaja en el Palacio de Justicia me comentó que el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Edel Álvarez Peña y su equipo, están elaborando una propuesta que enviarán al Congreso local en la que se obligará a los magistrados inamovibles a que renuncien, con el fin de dar paso a nuevos magistrados acordes a la política del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.
Esos nuevos magistrados estarían en sus puestos quince años en lugar de diez y serían nombrados directamente por el señor gobernador.
La propuesta, me comentó mi fuente, ya está lista pero se guarda con relativo hermetismo a fin de que no haya presión de ningún lado.
Agregó que lo anterior causó molestia entre el personal del TSJE que se enteró del tema, ya que si se lleva a cabo, no tendrán oportunidad de ascender a las magistraturas que serán entregadas a personas que no han hecho carrera, pero que tienen una buena relación con el actual gobierno.
¿A qué se debe la probable propuesta?
Se debe -me informaron-, a que al gobernador le entró el síndrome de la trascendencia y quiere dejar magistrados a modo por lo que se le pueda ofrecer más adelante.
Si esto resulta cierto, estaríamos en la antesala de una bronca de proporciones mayúsculas. Los actuales magistrados no se quedarán cruzados de brazos y seguramente promoverán un recurso de controversia constitucional. Ellos fueron elegidos por el Congreso y no permitirán que el mismo Congreso los remueva nomás por las pistolas de Edel y Miguel Ángel.
Con el Congreso no habrá problema, me dijo mi fuente. Por mucho que griten y se opongan los diputados de Morena, la aplanadora del PAN-PRD a la que se sumarán los diputados del PRI y los independientes, garantizan la aprobación del proyecto.
Quizá no haya complicación en el Congreso local, pero es difícil decir lo mismo del TSJE si tanto Edel como el gobernador quieren pasar por encima de los magistrados.
Te reitero lector, lo que acabo de contarte es un rumor. Pero en Veracruz los rumores casi siempre resultan ciertos.
Pretextos y desvergüenza

En entrevista con Carmen Aristegui, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares dijo que los hechos delictivos que vive Veracruz son la “resaca” de 12 años de gobiernos priistas y que las bandas delictivas (que hoy cubren casi toda la entidad) ingresaron en el sexenio de Fidel Herrera.
“Es la resaca, es la herencia de cuando menos 12 años absolutamente corruptos que se vincularon a la delincuencia y que gobernaron como delincuentes, esa es la realidad”, expresó durante entrevista la mañana de este lunes.
El mandatario estatal rechazó que la violencia se haya incrementado en los primeros seis meses de su gobierno. Dijo que fue en el último año de Duarte donde la delincuencia creció arriba del 132 por ciento. Pero a la hora de explicarle los porcentajes a la periodista se le hizo bolas el engrudo.
También se enredó cuando quiso explicar el caso de la familia asesinada en Coatzacoalcos donde fueron victimados cuatro menores. Y mintió cuando dijo a Carmen que Arturo Bermúdez Zurita, el ex secretario de la SSP, está en prisión como resultado de la lucha contra la inseguridad y la delincuencia, cuando el ex funcionario está en Pacho Viejo acusado de uso indebido de recursos públicos.
Por la tarde, Yunes Linares volvió a repetir más o menos lo mismo al periodista José Cárdenas: que la resaca, que Fidel está vinculado con los malos, que Duarte es un hampón, que le inseguridad viene de atrás que… puros pretextos.
Al escucharlo me pregunté ¿acaso lo ignoraba? ¿Es reciente su descubrimiento? ¿No sabía cómo estaba el estado que iba a gobernar?
Por supuesto que lo sabía y aun así prometió acabar con la inseguridad en seis meses. Por lo anterior la conclusión es que el señor gobernador carece de vergüenza, de muchísima vergüenza y le sobra desfachatez para seguir mintiendo.
En efecto, la violencia e inseguridad que padecemos son culpa de Fidel y Javier (¿por qué ninguna autoridad ha mencionado a Fidel en todo este tiempo?) pero la responsabilidad de Miguel Ángel Yunes es acabar con esas pesadillas y no contentarse con echarle la culpa a los otros dos.
¿Puede o no puede acabar con la inseguridad, señor gobernador? ¿Puede o no puede? Esa es la pregunta y nos gustaría una respuesta concreta, pero sobre todo, verdadera. bernardogup@hotmail.com

No hay comentarios: